El desarrollo profesional, sin duda, es una meta a la que la mayoría de las personas aspiran y que representa cumplir con los objetivos de superarnos personalmente y mejorar nuestra calidad de vida.

Seguramente, si estás leyendo este artículo es porque te preguntas cómo puedes avanzar en tu camino laboral y crecer para alcanzar tus propósitos.

Precisamente, en este artículo te hablaremos de algunos consejos que pueden ayudarte para lograr el desarrollo profesional con el que sueñas.

Si te interesa saber sobre este tema, ¡no dejes de leer!

1. Estudia una carrera universitaria

Sí, la educación es clave para poder construir una trayectoria sólida en el mundo laboral que pueda dotarte del tipo de oportunidades que buscas y que pueden dirigirte hacia el cumplimiento de metas como la construcción de un patrimonio o ser más independiente.

Ten presente al momento de seleccionar una opción académica, que la licenciatura que elijas debe responder a tus talentos, preferencias, áreas de oportunidad y estilo de vida.

Otro punto importante a tomar cuenta es que al igual que la decisión de qué carrera estudiar, la elección de universidad es clave para tu futuro. Lo más recomendable es que optes por una casa de estudios con una amplia trayectoria, planes académicos de calidad y la infraestructura necesaria para que crezcas y desarrolles al máximo tu potencial.

Si quieres descubrir cuál es tu vocación para comenzar tu camino profesional, te invitamos a responder el siguiente quiz sin costo:

CTA-FINAL_quizz

2. Busca adquirir experiencia laboral antes de graduarte

Al salir de la universidad, no siempre es sencillo dar con la oportunidad laboral que buscas, sobre todo, porque la mayoría de las empresas buscan a profesionales que ya tengan experiencia en el entorno laboral.

Dicho esto, si te adelantas a la situación y te integras a una empresa desde tu etapa como estudiante para comenzar a construir un camino sólido en el área de tu interés, tendrás grandes ventajas.

Opta por buscar un empleo o una oportunidad de prácticas profesionales que te permita profundizar en el tipo de temas y tareas en las que sientes que puedes desempeñarte mejor y trata de aprender lo más que puedas de quienes te rodean.

También, al finalizar tu estadía en una empresa mientras eres estudiante, es aconsejable que pidas una carta de recomendación para que al egresar tengas algunas herramientas para demostrar tu experiencia a donde quiera que vayas.

Descarga el siguiente material para conocer por qué deberías continuar tu preparación universitaria:

Qué esperar de la vida universitaria

3. Organízate y sé productivo

Para incursionar en tu camino como profesionista con éxito, formar buenos hábitos de organización y productividad es clave.

El tiempo es algo muy valioso que debes aprovechar al máximo. A veces puede parecer muy difícil evitar la procrastinación, pero hay algunos métodos que te pueden ayudar a optimizar eficazmente tus tiempos de trabajo, logrando que realices las tareas rápidamente y con calidad óptima.

David Allen, el autor del libro Organízate con eficacia (2001) nos enseña y da unas valiosas herramientas que como profesionales podemos emplear para nuestro desarrollo.

Allen explica que, para trabajar debemos buscar un constante estado de “flujo”, evitando la desconcentración y postergar deberes. ¿Y cómo puedes lograr esto? La obra lo resume con el método GTD, por sus siglas en inglés “Get Things Done”.

Esta técnica tiene 5 pilares fundamentales para aplicar en nuestro trabajo que son: capturar, clarificar, organizar, reflexionar y actuar. Para conocer un poco más, ¡sigue leyendo!

Captura

Comienza por capturar, esto quiere decir que anotes todo lo que tengas en mente por realizar. Evita a toda costa sólo tratar de recordarlo o memorizar sin apuntarlo previamente, ya que nuestro cerebro debe estar enfocado en generar ideas creativas y no en recordar nuestros pendientes.

Clarifica

Ya que tengas una lista con todas las actividades que debes completar, organízalas por prioridades. Toma una primera tarea y pregúntate qué es y qué requiere para cumplirse.

Para responder la última pregunta existen diferentes variables, las cuales son: “no puedo realizar una acción ahora para cumplirla” o “sí puedo accionar para cumplir”.

En el caso de que no puedes actuar en ese momento, descártala o ponla en una lista de tareas por priorizar.

Por el contrario, si tu respuesta fue que sí puedes accionar para cumplir la tarea, ahora pregúntate: “¿me lleva menos de dos minutos hacerlo?” Si es así, realiza esa tarea inmediatamente.

Organiza

Para organizar, este método nos recomienda dividir los pendientes en las siguientes secciones:

Algún día o tal vez: aquí debes poner las tareas que no son prioritarias o necesarias en ese momento y puedes dejarlas para un futuro.

Materiales de referencia: crea una lista de información o material que necesitas para cumplir tus actividades.

Lista de espera: en esta anota las cosas que todavía no puedes realizar; sin embargo, las tienes pendientes y debes mantener atención en éstas.

Calendario de acción: sirve para agendar todas las metas que necesitas cumplir. Posterior a este calendario realiza tu lista de acciones siguientes por hacer.

Para finalizar, elabora un “checklist” y palomea todas las actividades que has cumplido durante el día.

Reflexiona

Este punto es muy importante. Al finalizar tu semana, procura cuestionarte sobre si lo que estás haciendo te está dando los resultados esperados. Si detectas que tus métodos funcionan, continúa así En caso de que no sea así, es momento de planear una nueva estrategia.

4. Nunca pares de aprender

De nada nos sirve estudiar una carrera si al finalizar nunca más volvemos a tomar un libro o buscamos aprender habilidades nuevas, pero, sobre todo, si no nos actualizamos en los temas en los cuales nos hemos especializado.

Un profesional en constante desarrollo nunca para de estudiar, ya que el proceso de aprendizaje no es estático, siempre debe renovarse y actualizar sus conocimientos.

Una manera de conseguir desarrollo profesional es estudiar posgrados, como las maestrías o doctorados; no obstante, no sólo existen esas opciones, puedes estudiar diplomados o cursos online.

Siempre busca que el contenido a aprender corresponda a las nuevas tendencias que exige el mercado laboral. Lo que estudias en tu licenciatura, puede ser que en 10 años no esté tan vigente y exista nuevo conocimiento por adquirir.

¡Listo! Estas son 4 de las formas en las que puedes impulsar tu desarrollo profesional para cumplir con las metas que tienes pensadas para los próximos años.

¿Tienes alguna duda sobre lo que leíste? ¡Escríbenos en la sección de comentarios! O bien, si quieres conocer más información sobre la oferta educativa, contacta con un asesor educativo, ¡listo para orientarte a tomar la mejor decisión para ti!

Clic para asesorarte ULC