Graduarse de la universidad es un gran logro en tu vida que debes celebrar no sólo porque conseguiste conquistar una de las metas más importantes de todo estudiante, sino por la gran cantidad de oportunidades que ahora tendrás. Dicho esto, mereces premiarte con algunas experiencias inolvidables de las que hoy hablaremos.

Eso sí, primero debes saber que al completar tu carrera perteneces a un grupo selecto en nuestro país con preparación de alto nivel. En México, contar con un título universitario en la juventud es poco común.

De hecho, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) denominado “Panorama de la Educación 2017”, sólo el 21% de los mexicanos de 25 a 34 años de edad contaban con un título universitario al momento de realizarse el reporte.

Y es que además de los esfuerzos académicos que demanda asistir a la universidad, estudiar también conlleva gastos económicos que no siempre son sencillos de cubrir. Con esto en mente, conseguir un trabajo de medio tiempo puede ser de gran ayuda para que cumplas esta meta.

Incluso, para graduarse de una carrera también es importante superar algunos obstáculos que se nos presentan en el proceso. Uno de los tropiezos más comunes es fallar la admisión a la universidad pública, lo que obliga a pensar en un plan “B”.

En fin, si te esfuerzas al máximo y superas todo lo que se te presente en el camino para obtener un título profesional, ¡mereces premiarte!

Por esa razón, a continuación te mencionaremos 10 experiencias inolvidables que puedes regalarte si te gradúas de la universidad.

Pero antes, si aún no sabes qué carrera estudiar, te invitamos a responder el siguiente quiz sin costo:

CTA-FINAL_quizz

1. Estudiar una carrera afín

Si la etapa universitaria te resulta inolvidable, ¿por qué no vuelves a experimentar algo similar?

¿Cómo podrás revivir tu vida universitaria? ¡Sencillo! Estudiando una licenciatura afín a la carrera en la que te graduarás y que pueda complementar tus conocimientos para que consigas el éxito profesional que buscas.

Aunque en algunos momentos la vida universitaria te resulte agotadora, ya verás que se trata de un reto que vale la pena repetir.

Recuerda que en las instituciones educativas, además de capacitarte, tienes la oportunidad de conocer a muchas personas y algunas de ellas pueden adquirir gran relevancia en tu vida.

Si conversas con otros individuos que tienen títulos profesionales, muchos de ellos te contarán que en la universidad conocieron a su pareja, jefe o a sus mejores amigos.

Sin duda, la universidad es una etapa enriquecedora que marcará un antes y después en tu vida. Repetirla puede ser una experiencia inolvidable.

Además, estudiar una licenciatura afín es una opción que le puede dar muchas ventajas a tu perfil profesional, pues mostrará tu interés por prepararte.

Dicho esto, a continuación te mencionaremos algunos de los beneficios que obtendrás si optas por un título universitario afín a tu primera licenciatura.

     I. Expandirás tus opciones laborales

Contar con dos carreras universitarias ampliará tu campo de acción y por esa razón tendrás más oportunidades laborales.

Mientras más aptitudes tengas para el mundo laboral, ¡mejor! De esa manera, el desempleo nunca tocará a tu puerta.

    II. Serás una persona mucho más culta 

Estudiar una segunda carrera universitaria es una gran manera de ampliar tus conocimientos.

Conocer las área específicas de diferentes licenciaturas, te convertirá en un individuo sumamente culto.

Si eres de esas personas que ama la educación y quiere aprender cosas nuevas cada día, ¡estudiar una segunda carrera universitaria significará una experiencia inolvidable para ti!

Cuando se trata de estudiar, ¡no te detengas! Puedes cursar todas las carreras universitarias que quieras.

Tal vez en unas décadas te acerques al récord Guinnes de 15 títulos universitarios que ostenta el italiano Luciano Baietti, el hombre más estudiado del mundo.

2. Cursar un posgrado o especialización

Si te quieres concentrar de lleno en la carrera en la que te graduarás, entonces debes cursar un posgrado o especialización que te ayude a impulsar tu crecimiento profesional.

De esa manera, realmente te convertirás en un experto en el área que más te interesa dentro de tu licenciatura.

Además, un posgrado también resulta una experiencia inolvidable que sabrás disfrutar y aprovechar al máximo gracias a la madurez que adquirirás mientras cursas la carrera y la gran cantidad de conocimientos que tanto tú como tus compañeros pueden aportar a las aulas.

Dicho esto, durante tus estudios también conocerás a nuevas personas con las cuales podrás intercambiar consejos y experiencias, y te toparás con conceptos y áreas de estudio nuevas y apasionantes.

Recuerda que de la misma manera en la que al terminar la preparatoria te tomaste el tiempo suficiente para escoger la licenciatura ideal, hacer una lista de carreras e investigar a fondo sobre cada una de ellas, debes asegurarte de que tu decisión sobre una especialidad tampoco sea una elección al azar.

Ten presente que al momento de indagar en las opciones de posgrado encontrarás algunas directamente relacionadas a la licenciatura en la que te graduarás y otras más generales que te permitirán acceder a otras áreas de trabajo.

Por esa razón, es importante que escojas lo que más se adapte al perfil profesional que esperas tener.

Si aún crees que elegir un posgrado es una tarea muy complicada, ¡no te preocupes!

Presta atención a estas 3 cosas que debes valorar antes de escoger:

    I. Modalidad de estudio

Cuando vayas a investigar sobre opciones educativas, fíjate en sus modalidades de estudio.

Actualmente, la forma presencial no es la única que existe en el mundo de la educación. Por ejemplo, también puedes estudiar de manera online o semipresencial, también conocida como licenciaturas ejecutivas.

El método de estudio en línea se caracteriza por ser flexible y dinámico, así que resulta ideal para personas que tienen muchas ocupaciones y responsabilidades.

    II. Horarios

Luego de que obtengas el título universitario, seguramente no tardarás mucho en conseguir un empleo y, por eso, tu agenda estará un poco ajetreada.

Si eso te sucede, es importante que analices muy bien los horarios que te ofrece el posgrado que cursarás para que no se convierta en un obstáculo en tu vida laboral.

La buena noticia para ti es que estos cursos, al estar dirigidos a personas que ya trabajan, suelen ofrecer jornadas muy flexibles.

    III. Costo

Cualquier posgrado implica una cierta inversión para la cual deberás estar preparado. Por esa razón, es importante que escojas uno que realmente se adapte a tu bolsillo.

Eso sí, tener buenos resultados durante la licenciatura puede ayudarte para obtener una beca de posgrado. Además, hay instituciones financieras y fundaciones que ofrecen financiamiento educativo para que no desistas de esta meta.

¡Ya sabes! Si sueñas con cursar una especialidad, maestría o doctorado en el futuro cercano, pero tienes pensado invertir tus ahorros en otros proyectos, ¡esfuérzate al máximo durante la licenciatura! Un gran promedio te puede ayudar a que obtengas apoyo económico para conquistar tus objetivos y crecer profesionalmente.

3. Viajar

Cuando se habla de experiencias inolvidables, los viajes siempre son una de las opciones más populares.

Regalarte una aventura luego de graduarte de una carrera universitaria será una gran experiencia que, además, resultará beneficiosa para tu salud.

Sí, viajar te dará la vitalidad, energía y fortaleza que necesitas después de unos años dedicados al estudio.

En una entrevista publicada en la web del diario El País, un especialista en cátedra de la felicidad, llamado Andrés Ramírez, y la psicóloga Nayda Andrea aseguraron que viajar brinda 10 significativos beneficios al ser humano.

Lo sorprendente es que muchos de éstos pueden favorecerte en el ámbito laboral.

Uno de ellos es que te ayudará a desarrollar tus habilidades sociales debido a que cuando estás en lugares desconocidos, te ves obligado a acercarte a las personas y hacer preguntas e interactuar.

En pocas palabras, viajar con frecuencia te ayudará a saber cómo “romper el hielo” con personas recién conocidas, lo que resulta muy importante en el campo de trabajo, sobre todo cuando empiezas a colaborar en una nueva empresa o cuando tienes contacto con tus clientes.

Además, esta actividad también desarrolla la creatividad, una habilidad que te permitirá sobresalir en cualquier empleo.

De hecho, una de las mejores maneras de desarrollar la creatividad es romper con la rutina. Las personas que llevan una vida monótona y poco arriesgada suelen carecer de esta importante habilidad.

Cuando viajas, conoces nuevas culturas y vives experiencias poco habituales que permiten que tu mente se amplíe y adquieras un sinfín de conocimientos.

Otra gran ventaja es que, al conocer ciudades distintas, interactuar con personas culturalmente diferentes a ti y verte forzado a expresarte en otro idioma, adquieres mucha más cultura general.

Toma en cuenta también que si viajas con frecuencia serás mucho menos sedentario. Cuando te encuentres en ciudades o países ajenos, harás actividades poco comunes para ti y muchas de ellas te demandarán esfuerzos físicos.

Además, cuando viajes seguramente caminarás mucho más de la habitual, y eso es sumamente positivo para mantenerte en forma y con una buena actitud. Asimismo, esta es una de las mejores actividades para mejorar la salud cardiovascular.

4. Vivir un año en el extranjero

Después de graduarte de la universidad, puedes regalarte un momento inolvidable que combine aventura con crecimiento personal.

Si quieres tener una experiencia que involucre esos “ingredientes”, una gran opción es vivir en el extranjero durante un año, lo cual sin duda será una etapa que nunca olvidarás. Al hacerlo, pondrás a prueba tu espíritu libre e independiente al llegar a un lugar desconocido y en el que no se encuentran tus seres queridos.

Además, si te das la oportunidad de tomar este camino, podrás explorar un sinfín de lugares, conocerás personas de diversos contextos y tradiciones, y te nutrirás de conocimientos.

Toma en cuenta que antes de decidir a qué país del extranjero te mudarás, debes valorar diferentes cosas, como los idiomas, las exigencias migratorias y el costo de la vida.

Una de las mejores formas para mudarse a un país extranjero durante un año es con un permiso estudiantil.

Por esa razón, resulta una gran idea que combines la inolvidable experiencia de vivir en el extranjero con el aprendizaje de un idioma a través de un curso.

A continuación, te mencionaremos tres opciones que te resultarán muy beneficiosas para aprender.

     I. Inglés

A pesar de que no es la lengua nativa de gran parte de la población mundial, el inglés es uno de los idiomas más utilizados en el ámbito de los negocios.

Si quieres ser capaz de representar a una empresa en diferentes países, aprender inglés debe ser tu misión. Dominar este idioma, sin dudas, te abrirá muchas puertas.

    II. Chino mandarín

Seguramente estás poco relacionado con este idioma. A diferencia del inglés, el chino mandarín es una lengua con la que las personas interactúan muy poco en América Latina.

Sin embargo, éste es uno de los idiomas más populares del mundo. Se estima que 2 billones de personas hablan chino mandarín globalmente.

Dicho esto, aprenderlo te permitirá comunicarte con gran parte de los habitantes del mundo, una habilidad que te convertirá en un profesional sumamente capacitado.

     III. Ruso

¿Quieres aprender un idioma usual en las áreas de tecnología, energía y manufactura? ¡Estudia ruso!

Rusia, una de las potencias del mundo, es hogar de importantes empresas de estas áreas que pueden prestarle servicios a la compañía para la que trabajes.

Por esa razón, si dominas su lengua te convertirás en un profesional muy valioso en las negociaciones y operaciones más importantes de empresas internacionales.

5. Tomar unas vacaciones

A veces, tomar vacaciones no es una cuestión de antojo, sino de necesidad.

Si luego de graduarte te sientes un poco exhausto, ¡puedes regalarte unas vacaciones! Unas semanas de descanso representan otra de esas experiencias inolvidables que debes vivir, sobre todo al culminar con éxito una de las etapas más importantes de tu vida.

Ten en mente que para tomar unas vacaciones, no es necesario que viajes. Lo importante es que te liberes de ocupaciones y responsabilidades durante un buen tiempo para que retomes la energía que necesitas para ir detrás de tu siguiente objetivo.

Un breve descanso puede propiciar un estado de bienestar general y de salud mental. De esa manera, podrás comenzar tu vida laboral con energía, entusiasmo y optimismo.

Además, los días libres te pueden servir para reorganizar prioridades y establecer un proyecto de vida en tu etapa posuniversitaria.

6. Emprender un negocio

La universidad demanda mucho tiempo y dedicación por lo que muchas veces debes esperar a graduarte para desarrollar proyectos que tienes en mente. Además, te brinda amplios conocimientos de diversas áreas.

Por ejemplo, si tu sueño es emprender es importante que te nutras de las experiencias de la vida universitaria para que disminuyas el riesgo de cometer errores al dirigir tu propio negocio.

Incluso, hay carreras que te brindarán conocimientos muy enfocados a la creación de tu propia compañía.

Una de esas licenciaturas es Administración de Empresas. Este título universitario, al estar orientado a formar profesionales capaces de aplicar las ciencias económico-administrativas para lograr productividad y competitividad, te dará una amplia visión sobre el mundo de las organizaciones.

En fin, luego de graduarte, estarás listo para vivir otra experiencia seguramente inolvidable: emprender.

7. Hacer una pasantía en la empresa que siempre has soñado

Muchas de las experiencias inolvidables que te puedes regalar si te gradúas de la universidad te servirán de gran ayuda para el mundo laboral.

Por ejemplo, una vez que termines tus estudios puedes realizar un internado o pasantía en la empresa que siempre has soñado.

Se trata de ingresar a una compañía como aprendiz, ya sea en jornada laboral completa o por algunas horas diarias, con el fin de que obtengas experiencia en el campo laboral y pulas tus habilidades antes de que tomes un empleo remunerado.

Incluso, si te desenvuelves de gran manera, posiblemente la empresa decida contratarte en el futuro cercano.

Por esa razón, no está de más que te demos 3 consejos para triunfar en esta meta:

¡Atención!

      I. Siempre da un extra

Si bien cuando ingreses a la compañía lo más seguro es que sólo te responsabilicen de algunas labores básicas debido a que las funciones más complejas deben cumplirse por expertos en los procesos, clientes y métodos de la empresa, no está de más que intentes dar un extra. Haz observaciones o aporta ideas adicionales a tu trabajo.

De esa manera le demostrarás tu compromiso a tus compañeros y podrás venderte como un buen candidato para ser contratado en el futuro.

      II. Sé puntual

Aunque lo más común es que te asignen un horario mucho más breve y flexible que los empleados de la empresa, debes asegurarte de cumplirlo al pie de la letra.

Si no eres puntual, tus jefes pensarán que no valoras la oportunidad y que probablemente tampoco respetarías los tiempos si te contrataran de tiempo completo.

    III. Pide retroalimentación

Independientemente de si esperas obtener un contrato laboral o no, durante una pasantía es necesario que pidas que te evalúen y te den las herramientas para que crezcas profesionalmente y mejores tus habilidades.

8. Inscribirte en un voluntariado

Entre las experiencias inolvidables que te puedes regalar después de graduarte, existen algunas que son de gran valor para la sociedad.

Al culminar la universidad, contarás con tiempo suficiente para servirle a la comunidad o medio ambiente por decisión propia.

Por eso, si quieres dejar fluir tu espíritu de servicio, ¡inscríbete en un voluntariado! Se trata de otra aventura que nunca olvidarás.

Para hacerlo, debes investigar a fondo sobre los diferentes grupos y organizaciones de tu comunidad que ejercen labores de servicio. De esa manera, podrás sumarte a la causa que más se adapte a tus convicciones.

También es importante que conozcas los diferentes tipos de voluntariado. Algunos de ellos son:

  • Voluntariado ambiental.
  • Voluntariado de emergencia.
  • Voluntariado de cooperación.
  • Voluntariado cultural.
  • Voluntariado activista.

Independientemente del tipo que elijas, será importante que sepas que es una actividad que demanda mucho compromiso y pasión. Si estás dispuesto a dar lo mejor de ti por el bien común, ¡adelante!

9. Vivir solo

Vivir solos es el sueño de muchos jóvenes y tú podrás lograrlo si te gradúas de la universidad.

Al contar con un título profesional, tendrás las herramientas necesarias para alcanzar la libertad económica.

Por esa razón, no es descabellado que decidas buscar independizarte después de que te gradúes de la universidad.

Vivir solo, además de resultar una experiencia inolvidable, te ayudará a entender las responsabilidades y sacrificios que implica la vida, lo cual te brindará madurez para el comienzo de tu etapa laboral como profesional.

Incluso, mudarte puede que sea una exigencia que te demande tu vida laboral en los próximos años.

Actualmente, gracias a opciones como los sitios web para empleos, es muy posible que consigas un trabajo fuera de la ciudad en la que vives o incluso en otro país.

10. Asistir al evento de tus sueños

¿Qué tal si al graduarte de la universidad por fin asistes al evento de tus sueños? Parece una gran idea, ¿cierto?

Y es que una gran manera de premiarte por tu sacrificio académico es asistir al festival musical que sigues año tras año por televisión o al partido de fútbol más esperado de la temporada.

Participar en este tipo de actividades, lógicamente, representa un gran gasto que no siempre puedes cubrir; sin embargo, puedes darte este tipo de experiencias como premio para festejar importantes logros.

¡Y listo! Estas son 10 experiencias inolvidables que te puedes regalar cuando te gradúes de la universidad. Sabemos que obtener un título profesional no es nada sencillo y requiere de mucha motivación, dedicación y esfuerzo para realizarlo con éxito, así que tener en mente estas recompensas puede ser de mucha ayuda en momentos difíciles.

Asimismo, si aún no sabes qué estudiar, estas ideas podrán ayudarte como inspiración, sabiendo que entre menos tiempo tardes en elegir y en inscribirte a tu carrera universitaria, más cerca estarás de vivir uno de estos increíbles momentos que culminarán años de estudio.

¿Te pareció interesante este artículo? Si quieres estar al tanto de nuestros próximos contenidos sobre la vida universitaria y las mejores opciones educativas, ¡sigue las entradas de nuestro blog!

Por último, te invitamos a descargar el siguiente material gratis para mantener motivado a obtener tu título universitario:

Qué esperar de la vida universitaria